ILUMINACIÓN LED

Especialista en el sector de iluminación con técnicas LED

LED (light-emitting diode, “diodo emisor de luz”)

Los LED se usan como indicadores en dispositivos e iluminación. Los primeros LED emitían luz roja de baja intensidad, los dispositivos actuales emiten luz de alto brillo en el espectro infrarrojo, visible y ultravioleta.

Debido a su capacidad de operación a altas frecuencias, los LED son también útiles en tecnologías avanzadas de comunicaciones y control.

Existen tres formas principales de conocer la polaridad de un LED:
• La pata más larga siempre va a ser el ánodo o positivo
• En el lado del cátodo, la base del LED tiene un borde plano
• Dentro del LED, la plaqueta indica el ánodo. Se puede reconocer porque es más pequeña que el yunque, que indica el cátodo

Los LED presentan muchas ventajas sobre las fuentes de luz incandescente y fluorescencia, tales como: el bajo consumo de energía, un mayor tiempo de vida, tamaño reducido, reducida emisión de calor, no contienen mercurio, cuentan con un alto nivel de fiabilidad y duración.

Los LED tienen la ventaja de poseer un tiempo de encendido muy corto en comparación con las luminarias de alta potencia como lo son las luminarias de alta intensidad de vapor de sodio, halogenuro y demás sistemas con tecnología incandescente.
La excelente variedad de colores en que se producen los LED ha permitido el desarrollo de nuevas pantallas electrónicas de texto monocromáticas, bicolores, tricolores y RGB con la habilidad de reproducción de vídeo para fines publicitarios, informativos o para señalización. Una rama de su evolución ha dirigido el desarrollo hacia los led orgánicos,

DESVENTAJAS

Según un estudio reciente parece ser que los LED que emiten una frecuencia de luz muy azul, pueden ser dañinos para la vista y provocar contaminación lumínica. Los LED con la potencia suficiente para la iluminación de interiores son relativamente caros (aunque su precio está bajando) y requieren una corriente eléctrica más precisa, por su sistema electrónico para funcionar con calidad y requieren de disipadores de calor cada vez más eficientes en comparación con las bombillas fluorescentes de potencia equiparable. Lo recomendable es comparar los lúmenes emitidos por watio consumido para definir si una luminaria LED es conveniente o no.

FUNCIONAMIENTO

Cuando un LED se encuentra en polarización directa, los electrones pueden recombinarse con los huecos en el dispositivo, liberando energía en forma de fotones. Este efecto es llamado electroluminiscencia y el color de la luz se determina a partir de la banda de energía del semiconductor. Por lo general, el área de un LED es muy pequeña y se pueden usar componentes ópticos integrados para formar su patrón de radiación.

APLICACIONES

Los LED en la actualidad se pueden acondicionar o incorporarse en un porcentaje mayor al 90% a todas las tecnologías de iluminación actuales, casas, oficinas, industrias, edificios, restaurantes, teatros, cines, plazas comerciales, gasolineras, calles, avenidas…. Todas estas aplicaciones se dan gracias a su diseño compacto.

TEMPERATURA DEL COLOR

Las más destacadas que encontramos en los LED son:

• Blanco frío (6000K-7000K): es un tono de luz fuerte que tira ha azulado. Aporta una luz parecida a la de los fluorescentes.
• Blanco cálido (2700K-3000K): el tono de luz tira hacia amarillo, similar a las lámparas incandescentes.
• Blanco neutro o natural (4000K-4500K): aporta una luz totalmente blanca, como la luz de un día nublado.
• RGB: en realidad no se trata de un solo LED, sino de tres LED discretos unidos en un solo encapsulado y con un cátodo o ánodo común. Su ventaja es que la intensidad de cada elemento puede ser regulada mediante modulación del ancho del pulso (PWM) permitiendo obtener una parte importante del espectro RGB con un solo dispositivo. Ofrecen la ventaja de ser muy luminosos al llevar los tres colores primarios (Rojo, Verde, Azul) directamente, prescindiendo del uso de filtros.

Cabe destacar también que diversas pruebas realizadas por importantes empresas y organismos han concluido que el ahorro energético varía entre el 70% y el 80% respecto a la iluminación tradicional que se utiliza hasta ahora. Todo ello pone de manifiesto las numerosas ventajas que los LED ofrecen en relación al alumbrado público.